Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Una lágrima…

“Cuando al imperio de la eterna noche
Tome su vuelo para siempre mi alma;
Cuando mi cuerpo exánime repose
Bajo una lápida,

Si por ventura os acercáis un día
Donde mi triste sepultura se halla,
Humedeced siquiera mis cenizas
Con una lágrima”.

Lord Byron

Acostumbro caminar con una expresión positiva en mi rostro, aunque en mi mente o en mi corazón haya alguna tristeza. Evito que lo negativo tenga mucho espacio en mi, he ido educando mi cerebro para echar lo negativo y alentar lo que tiene ingredientes positivos, alegres, entusiastas. No empece, a lo expuesto anteriormente, internamente, hay una lágrima.

Una lágrima por Valerie Ann, la joven Artista a quien se le tronchó la Vida y laceró a toda una familia con el dolor que conlleva una pérdida en esas circunstancias. Me apena que el Caso del Niño Lorenzo y el de Ronaldito, no se hayan aclarado debidamente, o se haya dado con quienes alejaron de la familia, en formas diferentes, a estos niños.

Cada vez que una Mujer es asesinada por su pareja, esposo, novio o enamorado, me causa indignación. Al saber que son muchos los ancianos, los cuales tienen familia de sangre, viven solos y con necesidades primarias, hay razones para uno enojarse.

Hoy lunes 31 de enero de 2018 finaliza una Jornada de Vida. Año muy difícil, para algunos, más que para otros. Las pérdidas de seres humanos, los daños a la propiedad, la oscuridad que ha durado tanto tiempo y la lentitud en la construcción, nos afecta a todos de una manera u otra. Han habido Emprendedores que han llevado a cabo Iniciativas loables para levantarse, otros, por sus condiciones físicas o la ausencia del conocimiento necesario, no han podido levantarse… por ellos: Una lágrima…“

“Una lágrima dice más que cualquier palabra. La lágrima tiene un gran valor: es la hermana de la sonrisa”.

Macías

Estando de visita en Córcega, observé una joven caminando con un libro en la mano, se sentó en la acera, con el libro abierto, yo sabia que no leía. Me acerqué a ella y resultó que hablaba español, era de Paris, abogada de profesión, hermosa mujer joven. La invito a conversar en una Fuente cercana mientras del pariente era recortado, me percaté, por la experiencia y los años, que algo sucedía en aquella mente. Le dije: “Creo que a ti no te han valorado por lo que vales”, me miró y de sus ojos se escapó una lágrima que bajaba lentamente por su piel rosada. En eso llegó el Pariente y la conversación se hizo más breve de lo que hubiese querido, ella me dijo: “Yo nunca lo olvidaré”, el Corso nos retrató en la Fuente y nos despedimos. Nunca he vuelto a ver una lágrima que dijera tanto. Al pasar del tiempo, alguien la valoró, se casó y tuvo prole, se mudó a un Pueblo lejano de Paris.

En la Carcel hay Inocentes purgando por una culpa ajena, en los Hospitales hay enfermos que nadie los visita, en sus casa hay Maestros separados de su empleo, por largo tiempo, injustamente, Maestros exonerados por el Departamento de la Familia. Al finalizar el 2018, todavía: Postes caídos, lumbreras en las carreteras sin reemplazar, carreteras en pésimas condiciones y casas sin techo… por ellos, en este Blog: Abriendo puertas… Una lágrima!

Prof. José Antonio Giovannetti Román

@AntonioGiovan13   en Twitter

Al Rescate de la esperanza que anda Realenga… y hay que Atraparlas

 

t

💬Ver 0 comentario