Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

La Poesía

“La poesía es un género literario apreciado como una expresión de belleza, o sentimiento artístico a través de la palabra en forma de verso o prosa”.

“De aquel amor guardo siempre,
como reliquias sagradas
una rosa y un recuerdo
un suspiro y una lágrima.
Misterios de mi ternura:
guardo lo que nadie guarda.
Óyeme: duerme la rosa
de un libro en las hojas pálidas
la contemplo, y de tu imagen
nace el recuerdo del alma;
y del recuerdo, el suspiro;
y del suspiro, la lágrima”.

En la poesía se expresan sentimientos agridulces. En ocasiones gratos recuerdos, a veces, la tristeza  hace presencia.

“Quiero, a la sombra de un ala
contar este cuento en flor,
la niña de Guatemala,
la que se murió de amor”.

La poesía presenta historias imaginadas, no empece, hay algunas letras que nos presentan historias del amor verdaderas, según algunos, Martí llegó a enamorar aquella joven de Guatemala, y luego de un  tiempo, volvió, volvió casado.

Una Pregunta

“Sol espléndido y radiante
en la ancha esfera sujeto;
no te pregunto el secreto
de tu esplendor rutilante.

Ni por qué, nube distante
tiñes de ópalo y rubí;
pero perdóname si
te pregunto en mi querella,
¿si estará pensando en mí
como estoy pensando en ella”?

José Gautier Benítez fue uno de los exquisitos poetas puertorriqueños, el cual escribió cantidad de poemas donde el amor hace presencia. Un Caborojeño escribió otro poema con el título de Una Respuesta, contestando la pregunta de Gautier Benítez, estrofa por estrofa.

En la poesía se expresan sentimientos e ideas, se crean ilusiones del diario vivir, se recrea episodios idílicos, en ocasiones con versos en rima, a veces en versos libres. Gustavo Adolfo Bécquer, español, nos legó unas letras llenas de un gran sentimiento…“Los suspiros son aire y van al aire, las lágrimas son agua y van al mar, dime Mujer, cuando el amor se olvida, sabes tu adónde va?”

José Angel Buesa de Cuba se expresó con exquisitez en sus veros  “Te digo adiós, y acaso te quiero todavía, no se si me quisiste, no se si te quería, pero si se que nunca, volveré a amar así”

Hay expresiones poéticas al hombre, a la mujer, a la naturaleza. Julia de Burgos le escribió un poema al Rio Grande de Loíza

“¡Río Grande de Loíza!… Alárgate en mi espíritu
y deja que mi alma se pierda en tus riachuelos,
para buscar la fuente que te robó de niño
y en un ímpetu loco te devolvió al sendero.

Enróscate en mis labios y deja que te beba,
para sentirte mío por un breve momento,
y esconderte del mundo, y en ti mismo esconderte,
y oír voces de asombro, en la boca del viento”.

Al Padre Celestial también tenemos muchas expresiones poéticas. Como lo es el Soneto Anónimo Al Cristo Crucificado.

“No me mueve, mi Dios, para quererte
el Cielo que me tienes prometido
ni me mueve el Infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.
Tú me mueves, Señor. Múeveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido;
muéveme el ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas, y tu muerte.
Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que, aunque no hubiera Cielo, yo te amara,
y, aunque no hubiera Infierno, te temiera.
No me tienes que dar porque te quiera,
pues, aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera”.

Prof.JoséAntonio Giocannetti Eomán

 

 

💬Ver 0 comentario