Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Florecer, restauración

Hoy martes 20 llega la Srta. Primavera. Florecer. Renovación. Es la Estación del año en que mayor cantidad de flores engalanan nuestra Campiña. Estar rodeados de belleza y color nos ayuda mentalmente, nuestra “siquis” se enriquece. Tener tiempo para cultivar plantas, arbustos o y árboles, es un hábito saludable para el Espíritu. Cada vez que en mi Patio una Orquídea abre su pétalos, la señora de la casa se emociona y la retrata, las cuida con esmero, De vez en cuando comparte hijos de sus Orquídeas con familiares, amistades o hermanos en la fe cristiana. Le place compartir lo que tiene.

Según la Naturaleza tiene cada temporada con sus diferentes características, aun cuando en Puerto Rico no es tan notable los cambios de Estaciones, nosotros como seres humanos podemos florecer, como nos muestra la Primavera su renacer. Ser mejores seres humanos no es tan difícil, aunque haya escollos en el camino que intenten tronchar nuestras aspiraciones. Hay que brincar la valla de obstáculos y darle un espacio a la restauración. He dicho anteriormente, si se puede restaurar un viejo reloj de péndulo, una lámpara o una silla, se puede también restaurar una relación o una Vida, nuestra Vida, nuestro ser, nuestro comportamiento, sin ser Santos. Dentro de cada ser humano hay semillas de bondad y alegría, para compartir con quienes nos rodean.

En los tiempos en que vivimos algunas personas se resisten a dialogar con algún desconocido, a mi me fascina. Son muchas las historias, logros y anécdotas que he disfrutado escuchar. Lo más que me causa placer es cuando logro dibujar una sonrisa en el rostro de alguien con mi humor. Algunos no tienen sentido del humor o pudieran tener desconfianza, al ver que algún desconocido se les acerca hablando.

Hoy también se cumplen 6 meses del Azote de María y todavía estamos a mitad del camino en la restauración. El camino ha sido largo y los esfuerzos múltiples. El dolor, la pena, la angustia, han hecho presencia en muchos hogares. La mitigación de dolor, la angustia y la pena es un largo trecho en el cual cada uno podemos ser partícipes, ignorando un poco a los que han fallado en su gestión ministerial.

Nos hemos de levantar y florecer de nuevo, según la Primavera propicia el florecer de nuestras plantas. María, en algún momento, será algo del pasado. Seremos más fuertes y precavidos. Además de orar y rezar para pedir, podemos orar y rezar para expresar gratitud… por el más preciado don, la Vida!

Prof. José Antonio Giovannetti Román

💬Ver 0 comentario