Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

En 31 días…

Camino y anduvo descalzo por el barrio, comió mangoes para saciar el hambre, la boca le quedaba embarrá, subía al árbol de quenepas para tomarlas de primera mano, intercambiaba mangoes por mangones con su vecina,  iba al cannaveral donde le mondaban una caña 10 12, que era la mejor calidad y le dejaban un cabito sin mondar, para no ensuciarla, a más o menos 1 kilometro iba a buscar la leche recién ordeñada, esperaba por la primera yunta de bueyes que montaran para hacer el viaje de regreso a su casa.

Ese muchachito tímido supo: saborear el guarapo de caña, la miel de purga, los caramelos de azúcar. Ayudaba a repartir los sobres de pago de los cortadores de caña, de vez en cuando una pesesita recibía de regalo. Llegó a jugar pelota en tierra con los guantes de lona rellenos de bagazo de caña. Buscaba huevos de gallina y guinea en casa de don Rate, par comer su plato favorito, arroz blanco con 2 huevos fritos a caballito, con los cuales pintaba el arroz de amarillo.

Su papá le hacía una grua en miniatura, pero funcional, donde se llenaban las carretas pequeñas de caña inventada. Era el tiempo que con 2 potes y un cordón se hacía un teléfono para hablar a cierta distancia. Supo comer arroz con jueyes, porque su papá era experto cogiendo jueves en las noches, con  un grupo de amigos que lo buscaban.

Se deleitaba metiéndose en el humo que salía de carrera del la Central azucarera, le llamaban el “Fun”, porque uno se entretenía. Un día, el padre decidió irse a la Ciudad del Campo, no era buena noticia, pero… había que obedecer.

En la Ciudad también trabajó desde pequeño; hacía mandados por 10 centavos, cargó fiambreras por 50 centavos, trabajó en un Supermercado llevando compras y llenando los Anaqueles de mercancía, por $2.00 semanales. Mas tarde, su papá adquirió una fábrica de helados, un Tastee Freeze. Fue heladero, pasaba mapo, armaba las máquinas y las desarmaba por las noches para desinfectarlas, sacaba chiclets del piso.

Ese muchachito era rápido corriendo, pero la timidez la acompañaba y no quería que los amigos y niñas notaran que tenía las piernas arqueadas.No participó en ningún Field Day y sin embargo a los que recibían medallas les ganaba corriendo en la manzana alrededor de su casa.

En quinto grado lo escogieron para escribir una carta de la pizarra al Presidente Eisenhower, a raíz del conocido Ataque Nacionalista al Congreso. Al tener una letra bonita lo escogieron para esa tarea.

Le cerraron puertas en distintos momentos de su Vida, pero, velando pon fue a estudiar a la UPR, se graduó…dentro de 1 mes exactamente, ese muchachito, pobre económicamente, pero rico en experiencias, llegará a los 75 abriles… yo.

Prof. José Antonio Giovannetti Román

💬Ver 0 comentario