Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Cosas simples

Hay expresiones humana que me emocionan: una sonrisa franca, un saludo cordial, una palabra de aliento, un apretón de manos mirando a uno a los ojos, una bendición verbal, una simple mirada.

Si bien es cierto que lascadas bonitas y pintadas agradan a la vista de uno, si solamente es una fachada, deja de ser un hogar. La casa es el lugar, el hogar es la gente, la familia que habitan la casa. No son los adornos o pinturas, ni el jarcien lo que hace que una casa sea bonita y un buen lugar donde estar.

Cuando la armonía y la alegría conviven en un lugar, allí hay gente feliz. La felicidad no se compra en una Joyería, Ferretería o Supermercado, es algo que se cultiva, se busca, se anhela, se vive.

Los ajoros del diario vivir traen distracciones que evitan haya ingredientes sanos en nuestro entorno familiar. No disfrutamos el momento. Olvidamos las frases y los gratos recuerdos de eventos acaecidos cuando éramos menos adultos o viejos. No tengo reparos en decir que soy un anciano, porque he disfrutado los momentos buenos y he aprendido a desechar los malos.

Disfruto cada día que vivo, estoy conciente que la vida terrenal pudiese ser corta, breve, habiendo tanto que hacer y decir. Las amarguras no tienen espacio en miente. Los enojos los desecho. Las rabietas edstean fuera de mi comportamiento. Eso no quita que de vez en cuando me moleste, sobre todo, por las injusticias, las envidias, los falsos rumores y la apatía.

Me asombro ante cosas simples, como una florecita abandonada en el piso cerca de un viejo edificio abandonado, o un perro que menea el rabo cuando observa la llegada de su amo. He escuchado o leído historias de grandes hombres los cuales disfrutaban de cosas simples, a pesar de su grandeza… como comerse una barquilla de helado de vainilla o dos limberghs de coco en una taza gruesa, o al vez, sentarse junto a un gato friolento y acurrucarlo.

Acostumbro tomar una merienda mañanera fuera de mi casa, donde encuentro gente amable y comparto alguna historia o un dato de nuestra historia, o una recomendación de salud. Como he sido bendecido, bendigo. Comparto conocimientos. Otros tienen más conocimientos que yo, y se los callan, por timidez… o egotismo.

Hay en cada esquina, en cada vereda o camino, cosas y acciones simples para disfrutar la Vida.

Prof. José Antonio Giovannetti Román

@AntonioGiovan13 en Twitter

💬Ver 0 comentario