Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

La gente amable

Cultivo una rosa blanca
en junio como enero
para el amigo sincero
que me da su mano franca.
Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo;
cultivo la rosa blanca.

José Martí

Cuando una persona amable te saluda, te mira a los ojos y casi siempre sonríe. No te aprieta la mano como para exprimirla, tiene en consideración que podrías tener una condición de salud, que eres: pianista, pintor o calígrafo.

Las manos son instrumento de expresión y medio de trabajo para muchos, hay que cuidarlas, ya que los ademanes de la actriz, mimo, declamador o actor, se hacen con los brazos y las manos.

Las personas amables so considerados, respetuosos, no gritan al hablar, comen pausadamente y tienden a ser ordenados y con un alto sentido de lo que es la limpieza y la belleza. A uno le place compartir con personas que ostentan las virtudes antes mencionadas.

La hipocresía, los celos, la baja Auto Estima: no tienen espacio en el escenario de las personas cuyas actuaciones están bordeadas con actitudes sanas y relaciones de calidad máxima.

Existen muchas personas con cualidades excelentes y pasan inadvertidos, algunos son discretos o humildes, tal vez, tímidos. Cuando entablas conversación con una persona cuya personalidad tiene buenas raíces, las vibraciones que emanan de ellos, son de Alta frecuencia.

Me he acercado a la mesa de muchas personas desconocidas y el palique que he logrado entablar, me ha nutrido como ser humano, porque todavía hay mucha gente de calidad, gente amable.

Son muchas las ocasiones en que me han invitado a sentarme  a la mesa, otros me han invitado a un café y algunos a cenar. La mayoría de las veces he tenido que declinar la invitación, debido a que casi siempre camino con una Agenda la cual pongo en Pausa, para compartir y dialogar, por los beneficios que recibo para mi mente y espíritu.

Tengo en Pausa la visita a una serie de amistades y familiares los cuales, en su amabilidad, me han invitado para que los visite en sus casas o haciendas, algunos me han ofrecido hasta la cama. Soy un poco arisco para dormir fuera de mi alcoba… cosas de viejo.

Alegan día, voy a cambiar la Agenda, donde surgen muchos imprevistos familiares, y voy a tomar una Jornada de visitas a algunas de las personas amables con las cuales he interactuado… un día de estos, el día menos pensado, porque la vida tiene un bául de recuerdos, el cual se nutre con nuevas experiencias,  me encaminaré por viejos senderos… abriendo brecha por los nuevos… porque hay mucha gente amable!

Prof. José Antonio Giovannetti Román

@AntonioGiovan13

Al Rescate de la Esperanza, que anda realenga… y hay que atraparla

💬Ver 0 comentario