Blogs: Abriendo puertas

💬0

El conocimiento, no te lo pueden robar

EN LA BRECHA

José de Diego

¡Ah desgraciado si el dolor te abate,
si el cansancio tus miembros entumece!
Haz como el árbol seco: reverdece
y como el germen enterrado: late.
Resurge, alienta, grita, anda, combate,
vibra, ondula, retruena, resplandece…
Haz como el río con la lluvia: ¡crece!
Y como el mar contra la roca: ¡bate!
De la tormenta al iracundo empuje,
no has de balar, como el cordero triste,
sino rugir, como la fiera ruge.
¡Levántate!, ¡revuélvete!, ¡resiste!
Haz como el toro acorralado: ¡muge!
O como el toro que no muge: ¡embiste!

El bicarbonato de sodio tiene unas propiedades las cuales ayudan a blanquear la ropa, quitar hongos, lustrar superficies. La miel de abeja ayuda a cicatrizar heridas, es un bactericida natural., limpia la lengua blancuzca y da un sabor agradable a los alimentos o bebidas.

La pasta dental puede utilizarse para quitar la opacidad de los focos de los carros. El limón tiene propiedades astringentes y otros beneficios, al mantener alcalino el cuerpo, lo que permite que las enfermedades, incluyendo el Cancer, se alejen.

Lo anteriormente expuesto, son conocimientos. Te pueden quitar la novia o el novio, pueden quitarte la cartera, te pueden chupar la alegría, pero no pueden robarte ni quitarte el conocimiento. Cuando al conocimiento se aúnan las destrezas desarrolladas o adquiridas por medio de los estudios, puedes salir airoso en lo que te propongas.

En en el hogar, la escuela, la iglesia, la Universidad…  donde hay espacio para adquirir conocimientos y desarrollar destrezas variadas.  Si el Estudio no ocupa un lugar preferencial en nuestro País, estamos abocados al declive intelectual sin precedentes. Invertir en las escuelas y Centros Universitarios es una inversión necesaria. Cuando no se invierte para educar, nos convertimos en un País analfabeta, carente de conocimientos y destrezas para producir, para aportar al desarrollo socioeconómico de nuestra Isla.

El Liderato de nuestro País tiene un gran reto por delante, encauzar su intelecto y energías en defensa de nuestro Patrimonio cultural y educativo. No hacerlo, es estrangular y conducir al suicidio moral, ético y educativo de nuestra Nación.

Se necesitan agallas y perseverancia para exponer los puntos de vista que sustentan el derecho a ser instruidos y educados, sin limitaciones que choquen el campo investigativo, le resten importancia a los deportes y bellas artes y cierren las avenidas conducentes al conocimiento. La verdad nos hará libres.

El conocimiento propiciará que nos podamos conducir con propiedad, expresarnos con certeza y caminar por caminos desconocidos con paso firme y ver al final del túnel una luz, una nueva luz.

Prof. José Antonio Giovannetti Román

@AntonioGiovan13 en Twitter

Al Rescate de la Esperanza, que anda realenga… y hay que atraparla

💬Ver 0 comentario