Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Madres!

Carta de Recomendación

Al Señor Propietario del Universo

“Señor: en breve llegará a tu cielo
una tímida y dulce viejecita,
los liríos de los años floreciendo en su pelo
y el rostro sonreido como un margarita.
Es la más hacendosa en la colmena,
donde por todos se ha sacrificado,
y es tan buena, tan buena…….;
tal como el pan que a todos nos has dado”.

José Antonio Dávila Médico poeta

Han habido abuelas y bisabuelas las cuales han interpretado el papel de Madre. En algunos casos, por la muerte de la Madre, en otros caso por los divorcios o… por abandono.

Las Abuelas y Bisabuelas  han criado a los hijos de sus hijas o hijos, con esmero, con dedicación. Otras Madres, tal vez, no mencionadas, son las Madrastras, mujeres que por distintas circunstancias, sin tener relación sanguínea de Madres, han criado.

Curiosamente, hay hermanas de las que fueron Madres, las cuales por razones diversas se encargaron de la crianza y cuido de los hijos de una hermana o hermano.

El Departamento de la Familia tiene Programa en los cuales cede a personas particulares, con un estipendio, la crianza y cuido de niñas y niños abandonados o maltratados. El tiempo que han de estar en ese Hogar varía, según la Situación o problemática.

Al acercarse la Gran Celebración del Día de las Madres, hay que recordar a las personas mencionadas. Fue doña Amina Tió de Malaret, quien promocionó la Celebración del Primer Día de las Madres en Yauco, aunque ella era Sangermeña. Por el trabajo de su esposo como medico, se trasladaron a vivir en el Pueblo del café, los Corsos y el buen pan de huevo… Pueblo de poetisas y poetas.

En ese primer Día de las Madres, en el 1915, se rifó una casa. Había una Agrupación de Damas, las cuales se llamaron Las Damas de los Claveles. Repartieron claveles rojos a quienes tuvieran la Madre viva y claveles blancos los que la tuvieran muerta.

“Madre en todos los idiomas es rosal de pedrerías, de quimeras y de aromas y de dulces melodías. Madre, luz, bien, paz, oro. Nido de amor y cariños, Madre, madrigal sonoro en las voces de los niños”

“Esa Mujer, se parece a mi Madre, a mi Madre perdida en la distancia del Pueblo Viejo, donde estará ahora cayendo un agua cadenciosa y mansa, Esa Mujer se parece a mi Madre, oh!, qué deseos tengo de abrazarla contra mi corazón, ver sus arrugas, contar la nieve de sus canas, y lavar mis pecados y mis vicios, en el rocío claro de sus lágrimas, esa Mujer, se parece a mi Madre”

Prof. José Antonio Giovannetti Román

@AntonioGiovan13 en Twitter

Al Rescate de la Esperanza, que anda realenga… y hay que atraparla

💬Ver 0 comentario