Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Hay que saber valorar… el trabajo

Hace muxhos años, los protagonistas fallecieron, el dueño de una Televisora mandó a buscar a un Ingeniero puertorriqueño, el cual era su competencia, para rersolverle un problema técnico en suTelevisora. El Ingeniero fue e investigó por qué el Equipo Nuevo recién instalado, no encendía, no funcionaba. En cuestión de minutos hizo unos ajustes aquí y allá… el equipo Nuevo comenzó a funcionar correctamente.

El dueño de la Televisora expresó su agradecimiento y  le solicitó al Ingeniero que le enviara la Factura. Cuando lllegó la Factura, el costo del trabajo ascendió a $7,000.00, algo confundido el Empresario llamó al Ingeniero y le preguntó por qué tan alto el costo de un trabajo que le había tomado poco tiempo, el Ingeniero contestó; “Amigo, pude hacer ese trabajo en corto tiempo, pero pasé muchas horas, días, meses y años, aprendiendo a cómo hacerlo en poco tiempo”. El Empresario no ripostó ante tan contundente argumento e hizo el cheque de inmediato.

En Yauco un solitario hombre, el cual proyectaba películas en un cine y no solía cambiarse con frecuencia de ropa, lo llamaron de una Fábrica la cual había adquirido una maquinaria en el exterior. Con la parsimonia que le acompañaba siempre, sin mucho hablar, logró lo que otros con mayor preparacion académica no habían conseguido, echó a caminar aquella maquinaria.

Una señora que solía ponerse encopetá para asistir as Fiestas, fue donde un Diseñador de Vestuario para que le hicera un lazo grande con una hermosa tela roja que había conseguido, tal vez, en un viaje a Europa. El Diseñador tomó la tela y dándole unas volteretas a la tela logró en pocos minutos confeccionar el lazo que deseaba la dama. Le pregunta al Maestro de Costura el precio del trabajo. El le contesta: “Son $50.00”, ella ripostó, “tan caro, algo que usted hizo en tan poco tiempo” El hombre no se inmutó y le pidió el lazo confeccionado con la tela roja, deshizo el lazo, le entregó la tela y le dijo: “hágalo usted”.

Mi librito CONSEJOS DEL ABUELO tiene 20 páginas y 7 fotos, son 88 Consejos de Vida, Salud, Vitaminas para ciertas condiciones, minerales, beneficios del café para la Salud y dos poemas, uno de Charlie Chaplin y otro de Amado Nervo, Sonríe y En Paz respectivamente. En el camino, ha habido personas que me han preguntado, “eso es para regalar?”, simplemente les contesto: “Es que la Imprenta me cobra”.

Mientas pedía un alimento en una Cafetería un hombre joven tomó de la mesa donde había dejado algunos libritos y se lo llevó, una jovencita en la Fila me lo informa, cuando me doy cuenta era tarde para reclamarlo. No había ningún Rótulo que dijera “tome uno gratis’.

Tenemos que valorar el conocimiento, lo que sabemos y expresamos, en diversas formas, conlleva esfuerzo, estudio y tiempo.

💬Ver 0 comentario