Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Las relaciones humanas… recompensan

Hay quienes la sonrisa desapareció de sus labios, otros han olvidado hasta pedir la bendición, ignoran que hay quien maldice… decir gracias o Buenos días es algo del pasado para algunos, quedan todavía seres sensibles y amables los cuales, hasta en la distancia, te bendicen, dicen las gracias, saludan y dependiendo la relación, te obsequian con un beso o un abrazo.

Las relaciones humanas deben tener carga suficiente para: elogiar lo bueno, expresar agracecimiento, hablar con la verdad como compañera y tener misericordia para con el necesitado, eso engrandece y… cundo menos lo esperas, eres premiado, aunque sea con una bolsita de limones o dos aguacates.

Uno no hace lo bueno ni dice el elogio en espera de ser gratificado, pero la realidad es que son muchos los que expresan gratitud, por los que olvidan hacerlo u olvidan el favor hecho a ti en un momento dado.

Agradezco las felicitaciones personales que he recibido desde que estoy en este BLOG: Abriendo puertas… a la esperanza.

No me molesta cuando alguien me corrige, soy un ser humano que puedo cometer errores, incluso en el uso correcto del idioma. En ocasiones, la máquina en que escribo, me cambia palabras, pone acentos o los quita, otras veces soy yo quien comete el error… porque soy humano. Expreso mi gratitud, a quienes me han defendido o corregido.

Las relaciones humanas saludables se cultivan, no se imponen. Se demuestra, andando. Si tus hijos o nietos observan un buen comportamiento en la casa y en las afueras de la misma, ellos aprenden, por el ejemplo que se les ofrece.

Nadie es perfecto, solamente Dios, pero hay senderos correctos por los cuales al caminar por los mismos, puedes sembrar y cosechar.

 Tengo muchas amistades en el camino, el saludo y la conversación, aunque sea breve, forman parte de mi diario caminar.

Disfruto compartir conocimientos y ofrecer consejos útiles para el bienestar de otros. He recibido muchos consejos útiles para desenvolverme bien en este complejo escenario de la Vida.

Quien permanece en su sillón o en la hamaca y no sale de las cuatro paredes de su “habitat”, aun cuando no tenga limitaciones, pierde la oportunidad de compartir vivencias y alegrías, conocimientos y curiosidades… algo que beneficia el funcionamiento óptimo de esa maravilla del cuerpo llamado cerebro.

Cada inicio de semana me impongo nuevas metas, trazo mapas de ensueño, tal vez imaginarios… y cultivo una nueva Amistad!.

Disfruto mucho observando los mapas que las nubes dibujan en el cielo… en los atardeceres borincanos. Son muchos los que he retratado. Hay placeres lícitos los cuales no cuestan dinero, y ofrecen grandes satisfacciones, es cuestión de buscarlos en las veredas y caminos, o dentro de uno mismo… te sorprenderás!

💬Ver 0 comentario