Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Si te recuerdan…

Si te recuerdan… y te recuerdan bien, fue que sembraste una buena semilla. La buena semilla da buen fruto. Los frutos buenos son aquellos en los cuales: la bondad, la misericordia, el servicio, son estandartes del vivir de alguien.

Me siento orgulloso cuando un ex estudiante me dice de memoria uno de los trabalenguas o poemas que le enseñé.

En una occasion, un joven profesor enumeró las experiencias aprendidas en mi Salón de Clases. Algunas de las cuales yo desconocía: “la primera vez que tomé en mis manos una cámara fotográfica, la primera vez que me monté en un Volvo, la primera vez que fuí a San Juan a ver una Obra teatral, la primera vez que actué en un escenario…” y otras experiencias, para mi fue como cuando uno recibe una placa con letras doradas.

El día en que escribo éstas líneas hablé por teléfono con un ex estudiante que de entrada me repitió uno de los trabalenguas, y añadió: “por primera vez escuché del yogurt y sus beneficios, en su salón”… hoy es Director de Cómputos en una Agencia de Gobierno local.

Cada vez y en cualquier lugar repito: “te pueden robar la cartera o quitarte la novia, pero nadie puede quitarte el conocimiento”. Es el conocimiento, cogido de la mano de las destrezas desarrolladas, lo que te llevan al éxito… y los logros!

Hay quienes saben mucho, pero no comparten lo que saben. Lo que yo sé, poquito o mucho, lo comparto; es parte de mi diario vivir. Me satisface ser instrumento para ampliar los conocimientos de los demás.

En el pasado hubo buenos maestros que impartieron sus enseñanzas efectivamente y fueron de ayuda para el desarrollo de destrezas.

En el área de las  Comunicaciones o de la lengua, tuve excelentes maestros, quienes me dieron la oportunidad de ampliar los horizontes, admirar las bellas letras en: la poesía, el cuento y la novela y así poder posteriormente comunicar mis sentimientos e ideas en distintos géneros literarios.

Las bellas artes fueron un canal de expresión por medio de la cual crecí como ser humano. Todas las expresiones de las artes, me atraen, aunque mi concentración fuera en drama. El Programa Cultural de la década del 60 en la Universidad de Puerto Rico era: variado, con calidad y amplio. Era en ese entonces, don Alfredo Matilla, el director de la Oficina de Actividades Culturales.

Posteriormente, mi experiencia como maestro de Artes Teatrales por 31 años, propició que continuara aprendiendo y teniendo ricas experiencias con los educandos, al ver la teoría plasmarse en acción. Movimento, gesto, ademán y diálogos, salpicados  de gracia y conocimiento… de la Vida, desde distintas perspectivas… telón, Aplausos!

@AntonioGiovan13

💬Ver 0 comentario