Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Riqueza y dinámica del idioma

 

La Dra. Carmen Diaz de Olano y Miss María Luisa Rodríguez dejaron huella en cuanto a mi hablar de la lengua materna se refiere. Fueron magníficas maestras de español. Me enseñaron mucho. Sigo aprendiendo. La lengua es dinámica, todos los días pueden ocurrir cambios atemperándose a los cambios de la tecnología y otros cambios en la dinámica de la Sociedad.

Agradezco las enseñanzas de muchos maestros de la Escuela Pública, los cuales me ayudaron a desarrollarme como estudiante y luego como un Profesional: actor, declamador, conferenciante motivador, escritor, maestro.

Por medio de la palabra expresamos sentires y anhelos, ilusiones y desiluciones, alegrias y sueños. “La palabra tiene poder”, dijo en una ocasión el peridodista Miguel A. Santín.

Es la Literatura una de las 7 Bellas Artes: novela, cuento, poesía, leyenda, drama y carta son los géneros literarios, cada una con sus características particualres.

El escritor narra historias verdaderas e imaginadas, el poeta escribe versos con rima o con libre expresión, el dramaturgo crea personajes con monólogos o diálogos.  El periodista nos prresenta las noticias del diario vivir, editorializa sobre la realidad social o política y nos presenta la noticia del momento, con sucesos reales.

Escuchamos, en la diversidad de parlantes, decir: “hubieron Fiestas Patronales”, en vez de decir “hubo Fiestas Patronales”.  Hay quien, con corbata y chaqueta, todavía dice; “esperamos que haiga mucho público” en vez de decir, “esperamos que haya mucho púlico”. Otros dicen; “íbanos para el Monte del Estado”, en vez de decir, “íbamos para el Monte del Estado”. “Habíanos tantas personas presentes”, cuando lo correcto es decir; “Habíamos tantas personas”.

La primera persona singular del verbo abolir, según mi maestra Profesora Dra. Carmen Díaz de Olano es: “yo abuelo”…aunque parezca raro.

En el idioma español hay nombres con las cinco vocales; “Aurelio” y palabras, “eucalipto”…  Existen palabras, las cuales al derecho y al revés, dicen lo mismo: anilina, reconocer.  También podemos escribir una oración: “Dábale arroz a la zorra el Abad.”

Los trabalenguas son muchos, hubo el caso de una persona que dirigió un sobre al Sr. Digo Rivera, equivocadamente, porque era Diego Rivera, el sobre ya tenía el sello, el cual no quería perder el escribiente. Ni corto ni perezoso, escribió en un rincón del sobre: “Digo que donde digo digo, no digo digo sino que digo Diego”.  Y otro cercano a don Inocencio, que no era inocente, dijo: “Pancha plancha con cuatro planchas, con cuántas planchas plancha Pancha”?

En fin, el idioma es rico en formas y maneras de expresarnos. Se puede comunicar el amor al ser humano… “por un beso, yo no sé que te diera por un beso”. Incluso, se puede describir bien un atardecer: “chisporroteando oros” y se puede refranear; “El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija

💬Ver 0 comentario