Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

En la escuela de la Vida… aprendemos

Tener perspicacia, intuición… son dotes que algunos seres humanos lo tienen en mayor o menor grado. Aquellos que son perspicaces son capaces de tener una visión anticipada de los eventos o circunstancias por suceder. Los intuitivos, intuyen hasta las características de personas recién conocidas, son capaces de detectar áreas del carácter y comportamiento de las personas. Pueden distinguir entre la verdad y la mentira, lo sincero e hipócrita. Hay personas que sin tener mucha educación académica, poseen conocimientos prácticos para el diario vivir. Sus destrezas le permiten desenvolverse exitosamente en el caminar de la vida, casi siempre son colaboradores voluntarios para aquellos que carecen de las habilidades o destrezas que poseen.

La escuela de la Vida nos permite acercarnos a la verdad, nos permite ser libres y solidarios. Nos escurrimos en rincones donde la feliz edad habita y saboreamos el placer de existir con cinco sentidos maravillosos, los cuales nos permiten saborear cosas, eventos, alimentos, paisajes y gente. Me enriquezco cuando veo un atardecer, me emociono al escuchar una linda melodía, siento placer al tener contacto con diferentes texturas, desde ásperas hasta suaves; mi paladar hace fiesta cuando la fruta o alimento que ingiero es agradable, por su sabor, oler la humarada de un buen guiso o una piel de un ser humano acabado de ducharse, es agradable.

Hay placeres o sensaciones las cuales no se compran con dinero. Están cercanos a uno, algunos los degustamos, otros no se dan cuenta de lo cerca que lo tienen. Vivir cada día con sus emociones y bendiciones, propicia acercarnos a la felicidad, la cual no la hay en Botica. Como he dicho y repito, disfruto hablar con desconocidos, se puede contar con los dedos de la mano aquellos que no han querido entablar la conversación, la inmensa mayoría dialogan y hay quienes me permiten ver en su rostro una sonrisa o una carcajada, con mis expresiones de humor. Soy un humorista nato. Intento hacer felices a otros, porque otros lo han hecho conmigo. Cuando me preguntan, cómo estoy, digo: Bendecido! …porque he sido bendecido por muchos. Mis achaques físicos y las situaciones problemáticas que puedan surgir, las coloco en mi mochila imaginaria que llevo en la espalda, con el fondillo roto, para que se vayan por ahí. Evito acumular penas, problemas o achaques físicos.

Ya son 750 personas los que han adquirido mi librito “Consejos del Abuelo”, voy por la 8va. tirada. En abuelojuancho@hotmail.com, mayor información… sigo Al Rescate de la esperanza, que anda realenga… y hay que atraparla. En Twitter @AntonioGiovan13

Eres tremendamente Importante, más importante que tu problema o situación… No te rindas, al borde de un milagro. Al final del túnel, siempre hay una luz. No te quites!

💬Ver 0 comentario